¿Marcas solidarias o Pride Marketing?

Tras el levantamiento de Stonewall de lucha, libertad e inclusión de la comunidad LGBT, en este año se llega al 50 aniversario, que después de ser marginado, ahora se ha integrado en gran medida en la sociedad, y las marcas tienden a preferir gastar en el mes del Orgullo como “apoyo” a una celebración para la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT). 

Durante todo el mes de junio, se ven desfiles, eventos y toneladas de arco iris cuando la comunidad LGBT y sus aliados muestran todo su orgullo. Por otro lado las marcas están trabajando cada vez más, para subirse al tren y mostrar unión a la comunidad históricamente desatendida.

Debido a que esta población es muy extensa y compleja; habría que entender el concepto de inclusión y el arte de incluir intencionalmente a esta población y cualquier otra que quiera sumarse dentro de la comercialización principal y no en uno solo. Tomar en cuenta la diversidad y la inclusión en cualquier forma, garantiza que todas las personas y comunidades se sientan parte. Así que antes de lanzarte al mundo “Pride” deberás de considerar otros aspectos que muchas marcas han dejado fuera; como el socioeconómico, el género, la etnia y la religión.

Cuanto más se evidencie el  apoyo y el compromiso de las causas que son importantes para los clientes, incluidas las iniciativas de representación y/o movimientos sociales; más se podrá adquirir el sentido de pertenencia en los clientes durante todo el año, en lugar de solo un mes del año.

 

 

Share: